Barcelona, España

Un piso reformado con estilo industrial y vintage

Respetando los elementos típicos de la arquitectura catalana y abriendo los espacios, una interiorista francesa ha renovado un viejo piso para convertirlo en su hogar. Aquí vive rodeada de piezas rescatadas, lámparas de diseño y recuerdos.

Fran Muñoz IG: franyerga 17/04/2018
Imprimir
Pantalla completa



En el barrio barcelonés de Camp de l'Arpa del Clot, a dos pasos de la Sagrada Familia, Stéphanie, una interiorista, se enamoraba a primera vista. El afortunado era un piso situado en un edificio de 1920 que, pese a su enrevesada y claustrofóbica distribución, conquistó a la francesa, que supo ver el potencial que los techos altos, las paredes de ladrillo y las bovedillas catalanas tenían y podía explotarse con una buena reforma hasta convertirlo en el hogar perfecto para ella, su pareja y su perrito, Picasso.

Lo primero que hizo fue liberar el espacio, derribando tabiques hasta dejarlo en un gran espacio común de 40 metros cuadrados con la cocina y el salón, un dormitorio con baño y un baño independiente. Stéphanie estaba fascinada con los elementos arquitectónicos tradicionales de la arquitectura catalana y decidió dejarlos a la vista, picando las paredes hasta desvelar el ladrillo y evitando levantar los nuevos tabiques hasta el techo, para dejar todo el protagonismo a las bovedillas y potenciar la altura de la planta. Los nuevos acabados, como el suelo de roble blanqueado, el microcemento y la baldosa hidráulica de los baños, los azulejos de Metro y las paredes de pizarra negra, han modernizado la vivienda.

En la decoración, predomina el estilo industrial (que ha logrado dejando tuberías a la vista y con piezas recuperadas como la puerta del baño que rescató de un derribo o el bidón rojo junto a la televisión que encontró en una tienda de motos) y que ha suavizado con pieza nórdicas, escultóricas y de fibras naturales, recuerdos de familia y de viajes, antigüedades y sus fetiches deco, las lámparas de diseño, como la Pipistrello de Gae Aulenti, la Bourgie de Ferruccio Laviani para Kartell o la Baja de Studio Design de Habitat. El resultado destila confort, estilo y personalidad.

Te puede interesar:

Un loft multifuncional a orillas del Mediterráneo

Un ático con vistas al cielo

Industrial y acogedora: visitamos la casa de Los Javis

Un loft muy luminoso y bien distribuido

- Un piso de 55m2 con todo el encanto catalán



Publicidad


Ver más articulos